Ricardo Vargas


México y EU alcanzan acuerdo sobre importaciones de azúcar
octubre 30, 2014, 12:45 am
Filed under: General

Estados Unidos y México anunciaron la inicialización de un acuerdo en principio sobre importaciones de azúcar, que de ser adoptado suspendería las investigaciones de subsidios y “dumping” solicitadas por Washington contra México.

El llamado “Acuerdo de Suspensión” permitiría a México poner en suspenso las averiguaciones iniciadas en marzo pasado por el Departamento de Comercio, a petición de productores estadunidenses.

Asimismo, haría posible que las importaciones de azúcar mexicana entren al mercado estadunidense libre del cobro de derechos compensatorios por subsidios o “dumping”.

“Estoy satisfecho de que fuimos capaces de lograr un acuerdo en este importante asunto”, señaló el subsecretario de Comercio de Estados Unidos, Stefan Selig.

Los acuerdos deben proveer estabilidad crítica, en un mercado que es importante para ambos países, asegurando que los granjeros y refinadores de azúcar en Estados Unidos tengan la oportunidad de competir en un terreno de juego parejo”, dijo.

El acuerdo fue logrado luego que el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, advirtiera este mes en Washington que de no lograrse un acuerdo, habría una “pelea” comercial que no convenía a ninguna de las partes.

Guajardo señaló entonces que el gobierno mexicano tenía la opción de acudir a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para defender sus intereses.

“La industria de Estados Unidos sabe claramente que México tiene instrumentos que podemos activar inmediatamente a fin de pelear este caso”, señaló Guajardo en rueda de prensa el pasado 14 de octubre en la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC).

La American Sugar Coalition (ASC), que aglutina a algunas de las principales empresas del sector azucarero de Estados Unidos, acusó en marzo que el azúcar mexicana recibía subsidio y era vendida por debajo de un “valor justo” en el mercado estadunidense.

El Departamento de Comercio estadunidense determinó en agosto, de manera preliminar, que el azúcar mexicana recibe apoyos oficiales e impuso aranceles de 2.99 a 17.01 por ciento.

México colocó un millón 389 mil toneladas métricas de azúcar en Estados Unidos en 2011; 941 mil toneladas en 2012, y dos millones 065 mil toneladas en 2013, a un valor de mil 065 millones de dólares, según cifras de la dependencia.

Aunque el Departamento de Comercio anunció una acción afirmativa preliminar en el caso del “dumping” este lunes, el acuerdo de este lunes permitiría que esas investigaciones y las de la Comisión de Comercio Internacional (USITC) fueran suspendidas.

“Creemos que estos acuerdos, en concierto con el programa de azúcar de Estados Unidos, resuelven de manera efectiva los efectos de distorsión en el mercado de cualquier azúcar comerciada injustamente”, señaló el subsecretario estadunidense Paul Piquado.

La Asociación de Usuarios de Endulzantes (SUA) de Estados Unidos sostuvo la semana pasada que la demanda de la industria estadunidense contra el azúcar mexicana elevó los precios del insumo, y permitió a los quejosos ganar mercado a costa de México.

Un análisis elaborado por la SUA sostiene que los precios del azúcar refinado subieron más de 40 centavos de dólar, al pasar de 26.5 centavos por libra en marzo a 37.5 centavos en septiembre.

Si los precios se mantienen en 37.5 centavos, esos 11 centavos extra por libra costarán a los consumidores 2.4 mil millones de dólares adicionales en el año fiscal que empezó el primero de octubre”, señaló.

La USITC celebró audiencias en abril como parte del proceso para determinar si existía “daño” contra la industria estadunidense.

Durante las sesiones, el gobierno mexicano señaló que la industria azucarera estadounidense no había sufrido daño por las importaciones procedentes de México, y reiteró que las investigaciones podrían afectar el balance en el comercio bilateral de edulcorantes.



Reconocimiento Mutuo en materia aduanera México – Estados Unidos
octubre 20, 2014, 5:25 pm
Filed under: General
México y Estados Unidos firmaron un Acuerdo de Reconocimiento Mutuo en materia aduanera único en el mundo, con el cual se agilizará el comercio exterior entre ambos países y el de la región Norteamericana, informó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El acuerdo fue firmado en San Diego, California, por el comisionado de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) R. Gil Kerlikowske, y el jefe del SAT, Aristóteles Núñez Sánchez.

El organismo fiscalizador mexicano expuso que el acuerdo de reconocimiento mutuo permite una mayor colaboración entre la Alianza Aduana-Comunidad Comercial Contra el Terrorismo (C-TPAT por sus siglas en inglés), de la CBP de Estados Unidos y el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC) del SAT.

En un comunicado, apunta que el acuerdo de reconocimiento mutuo materializa un esquema de cooperación único en el mundo, y para México, representa facilitar alrededor de mil actores de comercio exterior desde una visión integral.

Sostuvo que gracias a esta coordinación entre autoridades de ambas naciones, a partir de 2015 las empresas manufactureras o productoras, los transportistas y los agentes aduanales encontrarán beneficios.

Entre estos, menores revisiones aduaneras, cruces más ágiles (al pasar de entre tres o cuatro horas para una importación a 25 minutos promedio), disminución de costos de transporte y manejo más eficiente en sus procesos, por mencionar solo algunos.

Con este programa, el comercio exterior de Estados Unidos se agiliza y, con ello, el de toda la región de Norteamérica, pues las empresas que a partir de 2015 serán beneficiadas representan 41 por ciento del comercio entre estos países, que alcanza un valor de 281 mil millones de dólares.

El SAT destaca que no hay en el mundo un esquema con esta dimensión, con esta facilidad, ni con la operación aduanera estándar que hoy se propone para los actores económicos de ambos países.

Durante la forma del acuerdo de reconocimiento mutuo, el comisionado de CBP, R. Gil Kerlikowske, expresó: “Este es un hito importante para Estados Unidos y para México en el tema de facilitar el flujo comercial seguro entre los dos países”.

El objetivo es vincular los dos programas de asociación de la industria, de tal manera que juntos establezcan una postura de seguridad unificada y sostenible que puede ayudar a asegurar y facilitar el comercio global de carga.

El acuerdo proporciona beneficios tangibles e intangibles a los miembros del programa, que incluyen un menor número de exámenes cuando se envía carga, un proceso de validación más rápido, normas comunes, eficiencia de la aduana y negocios, transparencia entre las administraciones de aduanas, mejores procesos y flujo comercial.

Durante su participación, el jefe del SAT, dijo: “Hoy nos sentimos especialmente orgullosos, pues hacemos realidad la primera parte de un proyecto sumamente relevante para ambos países”.

El Acuerdo de Reconocimiento Mutuo entre México y Estados Unidos avala que los programas NEEC y C-TPAT son estándares de seguridad equivalentes o iguales en la cadena logística, lo que incrementará la competitividad de ambos países, sostuvo el funcionario mexicano.

El SAT refiere que la Alianza Aduana-Comunidad Comercial Contra el Terrorismo (C-TPAT por sus siglas en inglés) es una iniciativa voluntaria del gobierno y empresas para construir relaciones de cooperación que fortalezcan y mejoren la cadena de suministro internacional y la seguridad fronteriza.

La C-TPAT reconoce que la CBP puede proporcionar el más alto nivel de seguridad de la carga solo a través de una estrecha colaboración con los propietarios finales como los importadores, transportistas, consolidadores, agentes de aduanas acreditados y los fabricantes.

Derivado de la firma del acuerdo, en los próximos 60 días se llevará a cabo un programa conjunto de visitas en las aduanas fronterizas, y se buscará que se incluya a las empresas transportistas en el beneficio de reconocimiento mutuo.

La firma tuvo lugar en San Diego, California, durante la Reunión entre el Comité Directivo del Departamento de Seguridad Nacional y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México.

FUENTE: Milenio