Ricardo Vargas


APLICAN ADUANAS SISTEMAS ANTIPIRATA
febrero 23, 2012, 10:01 pm
Filed under: General

Desde hace unas semanas, todas las empresas, sobre todo aquellas cuyos productos sufren por la piratería, ya pueden inscribir, a través de la página de Aduanas, sus marcas dentro de la Base de Datos Automatizada de Marcas, con el fin de que la autoridad pueda detectar y evitar el ingreso al País de cargamentos presuntamente piratas. El sistema es controlado por Aduanas, y no es obligatorio, sino que es un “servicio” para las empresas cuyas marcas son susceptibles de piratear. La operación de esta base de datos es la siguiente: cualquier empresa que tenga sus marcas registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) podrá inscribirlas en esta Base de Datos, adjuntando información como nombres de las aduanas por las que generalmente ingresan sus productos, nombres de sus importadores y licenciatarios, temporadas en las que generalmente recibe mercancía, rutas, y descripción de los artículos. De esta forma, por ejemplo, si en la aduana de Lázaro Cárdenas se detecta un cargamento de productos de determinada marca que, según su base de datos sólo ingresa por la aduana de Mazatlán, se le dará aviso para que presente la denuncia correspondiente, y así las autoridades aduaneras puedan impedir la entrada de esta mercancía. Por ejemplo, si Adidas inscribió su marca en esta Base de Datos, y adjuntó información que señala que recibe mercancía en ciertas fechas, y de pronto en alguna aduana se detecta que hay mercancía que pretende ingresar en fechas distintas a las anotadas, se considera un foco rojo y se le da aviso al titular de la marca para que presente la denuncia y las autoridades aduaneras puedan detener el cargamento. Al inscribir su marca registrada en la Base de Datos Automatizada de Marcas, la información se liga a la que posee el IMPI en sus registros, y de esta forma se puede hacer un mejor análisis de la mercancía presuntamente pirata que pretende ingresar por las aduanas. Mike Margáin, socio de Arochi, Marroquín & Lindner, explicó que esta Base de Datos ya ha dado frutos. “Sabemos que las marcas registradas que ya están inscritas han recibido alertas y ya se ha actuado. “Al frenar los cargamentos de piratería en las aduanas todos tenemos costos, tanto económicos para los titulares, como sociales para el Estado, porque al evitar su entrada nos evitamos problemas con líderes y con los propios vendedores ambulantes”, señaló Margáin. Esta Base de Datos Automatizada de Marcas ya se usa en países como Estados Unidos, Argentina, Paraguay, Brasil y Chile. Miguel Ángel Gutiérrez Tortosa, director divisional de Propiedad Intelectual del IMPI, dijo que ahora las empresas pueden inscribir sus marcas de una manera más sencilla, y con más información que sirva a la autoridad para detectar los focos rojos.



DISPUTA GENÉRICA
febrero 8, 2012, 4:44 pm
Filed under: General

Va una nueva batalla en la siempre interesante guerra de los fármacos.

Ésta la protagonizan el gigante trasnacional Eli Lilly, que por acá comanda Carlos Baños, y el laboratorio nacional Psicofarma, uno de muchos que se ganan la vida con la producción de genéricos, en particular los relacionados con temas de salud mental.

Uno de los nichos de mayor crecimiento en esta categoría son los medicamentos para el trastorno de déficit de atención por hiperactividad, que cada vez se diagnostica a más niños de primaria.

Si bien el fármaco más conocido para este trastorno es el Ritalin, controlado por la farmacéutica Novartis, Eli Lilly tiene el suyo, denominado Strattera, con su propia sustancia activa, que se llama Atomoxetina.

Strattera es una de las diez marcas más importantes de Eli Lilly, con ventas mundiales de 576 millones de dólares en 2010.

La empresa litiga con fuerza en Estados Unidos para que respeten una patente que vencería en 2017, pero que fue puesta en duda por un juez de Nueva Jersey que en 2010 la declaró inválida.

Resulta que desde junio de 2011, Psicofarma presentó ante la Cofepris, de Mikel Arriola, una solicitud para registrar su propio medicamento con base en la Atomoxetina, a lo que por supuesto, Eli Lilly ya respingó.

El 26 de enero promovió una demanda de amparo, reclamándole a la Cofepris por no haber desechado la solicitud de Psicofarma.

El asunto lo lleva la juez federal Alma Delia Aguilar, quien ya concedió una suspensión provisional, cuyo efecto sería impedir que se concrete el trámite para el otorgamiento del registro sanitario del genérico en cuestión.